Blogia
terrenobaldio
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Quien eres tu? o quienes somos?

Quien eres tu? o quienes somos? Por 5ta ves, ando releyendo en mis ratos de ocio al pana Julio y para mi uno de sus libros mas volados, acá les dejo un trozo de Historias de Cronopios y de Famas:

Comercio

Los famas habían puesto una fábrica de mangueras, y emplearon a numerosos cronopios para el enrollado y depósito. Apenas los cronopios estuvieron en el lugar del hecho, una grandísima alegría. Había mangueras verdes, rojas, azules, amarillas y violetas. Eran transparentes y al ensayarlas se veía correr el agua con todas sus burbujas y a veces un sorprendido insecto. Los cronopios empezaron a lanzar grandes gritos, y querían bailar tregua y bailar catala en vez de trabajar. Los famas se enfurecieron y aplicaron en seguida los artículos 21, 22 y 23 del reglamento interno. A fin de evitar la repetición de tales hechos.
Como los famas son muy descuidados, los cronopios esperaron circunstancias favorables y cargaron muchísimas mangueras en un camión. Cuando encontraban una niña, cortaban un pedazo de manguera azul y se la obsequiaban para que pudiese saltar a la manguera. Así en todas las esquinas se vieron nacer bellísimas burbujas azules transparentes, con una niña adentro que parecía una ardilla en su jaula. Los padres de la niña aspiraban a quitarle la manguera para regar el jardín, pero se supo que los astutos cronopios las habían pinchado de modo que el agua se hacía pedazos en ellas y no servía para nada. Al final los padres se cansaban y la niña iba a la esquina y saltaba y saltaba.
Con las mangueras amarillas los cronopios adornaron diversos monumentos, y con las mangueras verdes tendieron trampas al modo africano en pleno rosedal, para ver cómo las esperanzas caían una a una. Alrededor de las esperanzas caídas los cronopios bailaban tregua y bailaban catala, y las esperanzas les reprochaban su acción diciendo así:
¡Crueles cronopios cruentos!. ¡Crueles!
Los cronopios, que no deseaban ningún mal a las esperanzas, las ayudaban a levantarse y les regalaban pedazos de manguera roja. Así las esperanzas pudieron ir a sus casas y cumplir el más intenso de sus anhelos: regar los jardines verdes con mangueras rojas.
Los famas cerraron la fábrica y dieron un banquete lleno de discursos fúnebres y camareros que servían el pescado en medio de grandes suspiros. Y no invitaron a ningún cronopio, y solamente a las esperanzas que no habían caído en las trampas del rosedal, porque las otras se habían quedado con pedazos de manguera y los famas estaban enojados con esas esperanzas.

Ya se que estamos en septiembre y Julio ya pasó, pero por ahí me andan recordando que este es el año del gran Julio, asi que mi sencillo homenaje a el y a sus lectores (nosotros, famas o cronopios)

Alex, esperando el bendito "vértigo" del avión espiá.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Celeste -

Que cosas tan geniales cuando la gente anda conectada...
No sabia de tu post..jejje

Muy fresco tu site

Caribe -

Creo q este viene con los de la autopista del sur. Cortazar del todo no lo entiendo, como q entiendo uno si y uno no, pero los q creo entender son buenos.

Sub Maria -

Enhorabuena! andante que buenas lecturas ocupan su tiempo libre, coincide con la lectura que yo tambien estoy haciendo del Gran Cronopio, un maraton de tardes frente al mar o exploraciones espeleologicas con sandwiches de queso. Salud y saludos que las famas estan a la orden del dia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres